viernes, 27 de julio de 2012

Alimentos para diabéticos

Alimentos para diabéticos

En general, todas las personas, con diabetes o sin ella, deberían seguir un plan de alimentación saludable, según el esquema de la pirámide de alimentos.


alimentos para diabeticos


El plan de alimentación se debe personalizar según la edad, la actividad, los horarios, el peso corporal...
Las personas con diabetes deberían eliminar habitualmente de su plan de alimentación los helados, la pastelería, la bollería y el azúcar, por su alto contenido en grasas saturadas y azúcar, y los zumos y las bebidas refrescantes tipo cola, por su alto contenido en azúcar (por ejemplo, una lata de cola equivale a 30-40 g de azúcar), pero se pueden tomar como alternativa bebidas no azucaradas, bebidas light y edulcorantes (tipo sacarina, ciclamato, etc.).

Para seguir un plan de alimentación saludable hay que tomar alimentos de todos los grupos: leche, frutas, verduras y/o ensa- ladas, harinas, alimentos proteicos y grasas.

■  Las cantidades de leche, fruta y verdura son recomendables para todas las personas, independientemente de la edad y del peso corporal.


■ Las cantidades de harinas deben individualizarse en función del peso corporal y de la actividad física de cada persona en particular.
Las personas con diabetes deberán controlar los alimentos ricos en hidratos de carbono y la cantidad que se ingiere de ellos en cada comida y suplemento.


alimentos para diabeticos


Los alimentos que contienen grasas son los más calóricos, tanto si la grasa es vegetal como animal (una cucharada sopera de aceite contiene unas 100 calorías, igual que una pastilla de mantequilla individual).
La diferencia radica en que la grasa animal (mantequilla, crema de leche y nata y la contenida en carnes, embutido, queso...) es muy rica en colesterol y grasa saturada.

■ El tipo de grasa más recomendable para cocinar y aliñar son los aceites, de manera especial el de oliva, pero se debe controlar la cantidad si hay problemas de sobrepeso.

■ Se deben tomar porciones de carne de unos 100 g y escoger las más magras (pollo sin piel, conejo, etc.), porque contienen menos colesterol y menos grasas saturadas.
Se ha de aumentar el consumo de pescado, tanto blanco como azul.

■ Es un hábito saludable no abusar de la sal en la preparación de las comidas. En caso de hipertensión, se han de reducir los alimentos ricos en sal (embutidos, conservas...) y no añadir sal a los alimentos. Se puede utilizar como alternativa las especias y las hierbas aromáticas.


  Fuente: forumclínic |Fundación BBVA · Hospital Clínic de Barcelona

vidabeticalbumproductos